Tintin : el reportero de Le Petit Vingtième

Tal día como hoy nacía en Bélgica una leyenda en el mundo del cómic, Tintin. Su creador, Georges Remi, conocido popularmente como Hergé creó un simpático reportero en la revista juvenil Le Petit Vingtième del diario Le Vingtième Siècle. Tintin, hermano periodista de Totor, el personaje que heredó el pasado scout de Hergé, nació con el objetivo de contar mediante la visión de un
tintin_totorintrépido reportero, la actualidad de los conflictos de la época.

La primera historia, Tintin en el país de los soviets es una dura crítica al comunismo que no conllevaría tanta polémica como la siguiente historia, Tintin en el Congo. El número más polémico de Tintin ha tenido feroces críticas que han llevado a tachar a Hergé de racista, cosa que delata a sus detractores como no lectores de sus historias.

Uno de los motivos por los que Tintin no puede compararse con ninguna de las historietas para niños es la gran capacidad de Hergé


por documentarse por los conflictos y el país de origen de la aventura, hecho que empieza a coger una gran importancia a partir de El Lotus Azul, donde el guía Chang, que después aparecerá en la aventura como el niño guía de Tintin, impregna a Hergé de la cultura asiática y motiva al creador de Tintin a dotar las aventuras de muchos elementos que denotan un gran conocimiento del país y la cultura.

Cuando era pequeño fui un devorador de las aventuras de Tintin y no llegué a entender el por qué pero recientemente, fruto de un viaje a Bruselas, tuve el placer de visitar el Musée Hergé y entendí porqué Tintin es algo más que un simpático reportero acompañado de Milú y una infinidad de personajes como el capitán Haddock, el profesor Tournasol, los hermanos Dupon y Dupont… Cuando leía las aventuras de Tintin, las leía en catalán y los nombres de la pareja de policías eran Dupond y Dupont como en el original y después descubrí que en la versión castellana era Hernández y Fernández. Por cierto, una curiosidad. Cuando tenemos a Dupond y Dupont juntos en la viñeta no sabríamos diferenciarlos, pero Hergé como siempre, no dejaba nada al azar. Si uno se fija en el bigote puede ver que los dos bigotes tienen una forma diferente y curiosamente un con forma de D y otro con forma de T.
Gracias a la visita he recuperado mi pasión por Tintin y estoy releyendo las aventuras y a todos los que de pequeños disfrutasteis con sus aventuras os recomiendo hacer una lectura ahora y pensar que están dibujadas hace más de 80 años. Sobre todo por la aventura donde nuestro reportero viaja a la Luna, recordemos que las dos aventuras: Objetivo la Luna y Hemos
pisado la luna son del 53 y 54 respectivamente, mucho antes que el hombre viajara a la Luna, que fue en el 69, o sea 16 años antes Tintin ya viajó a la Luna con un alarde de detalles como el mítico cohete que fue construido como maqueta para que todos los planos de las viñetas tuvieran una coherencia y que puede verse en el Musée Hergé expuesta.

Como conclusión, solo decir que Tintin es algo más que un cómic y hoy tenía la obligación de hacerle un homenaje.

Para los que nunca han leído alguna de sus aventuras y tenéis la alma intrépida de reportero os animo a empezar cuanto antes a viajar abriendo un cómic antes de ir a dormir. Y después visitar el fabuloso museo ubicado en Louvain-la-Neuve, a unos escasos 35 km de Bruselas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s