Prueba a conversar mientras andas

Escuchar este post en formato podcast.

Esta mañana he acompañado mis hijos al colegio. Me encanta este momento para hablar con mi hijo mayor ya que tanto uno como el otro no podemos hacer otra cosa, estamos focalizados en andar y hablar. Probad a conversar con alguien cuando andamos. En cualquier otro momento puedes estar pendiente del móvil, o hacer una lavadora para aprovechar el tiempo, o despistar tu mente en alguna otra actividad. Los niños son tremendamente susceptibles de despistarse, es muy complicado tener su atención. Su mente va a una velocidad de vértigo y tienen esa sensación física y mental de poder hacer todo, sin ataduras ni responsabilidades.

En otros momentos he intentado conversar con él, pero se despista cogiendo algún juguete o yo mismo puede que reciba un whatsapp y me despiste. Pero he aprendido a andar con la cabeza en alto, mirar a mi alrededor y sumarle tener una buena conversación con alguien que me acompañe. Todas las mañanas veo a padres o madres que convierten esta parte del día en algo rutinario. Van corriendo, arrastrando con el brazo a los niños y repitiendo: “Vamos rápido, qué llegamos tarde”. En el peor de los casos, mirando el móvil y estando en silencio. ¡qué pérdida de tiempo!

Ya hace tiempo que a mi pareja, cuando me preguntaba: ¿Quieres que tomemos algo? Yo muchas veces le decía: ¿Podemos andar? Me encanta andar. Supongo que mi pasión viene de cuando era pequeño y mis padres los fines de semana, me llevaban a andar de casa hasta Colón, pasando por Passeig de Gràcia, Rambles, Porta Ferrisa… Cualquier turista pensaría, que afortunado poder hacer este recorrido cuando quieras. Pues sí, poder andar por estas preciosas calles no tiene precio, por eso quiero tanto Barcelona. Me gusta andar perdiéndome sin rumbo y descubrir rincones donde hay historias ocultas que sólo los guías saben. Pero este es otro tema del que hablaré en breve ;p

A lo que íbamos, cuando ando me focalizo en mover una pierna y la otra y mirar a mi alrededor. Eso cuando voy sólo. Me prohibo mirar el móvil. ¿Cómo puedes estar mirando el móvil pudiendo ver un teatro efímero que han montado donde coches, bicicletas, personas, se mueven e interactúan. Y cuando acompaño los niños al cole (es importante el matiz, no llevo los niños al cole, los acompaño), incorporo la conversación. Lo tengo atrapado, sólo para mí, para disfrutar de su creatividad y espontaneidad.

Cuando andábamos me dice: “Yo de mayor quiero ser maestro, tú que quieres ser de mayor?” Me río y le digo, yo ya soy mayor y “hago marketing”. Odio esta expresión. Hasta no queda bonito cómo dices nuestra profesión. Soy médico, soy abogado, soy economista, soy emprendedor, ¿soy marketero deberíamos decir? Qué horrible. Después de explicarle lo que hago le digo: “Si tuvieras una tienda de zapatos, con lo que te he dicho, ¿qué harías para que viniera gente a tu tienda?” y me dice: “Poner un cartel que ponga: Zapatos”. Maravilloso, tan simple, tan básico, tan genial. Y después me dice: “Pondría un Pessebre, porqué a la gente les gusta los Pessebres y vendrían a la tienda y pondría arriba que vendo zapatos”. He pensado, acaba de resumir en dos acciones los principios del Marketing que muchos que se dedican a ello no saben:

  • Decir a que te dedicas de la manera más sencilla y entendible
  • Atraer la atención para que vengan a tu tienda y una vez allí recordarles que haces eso que necesita.

Descubrir eso de tu propio hijo no hubiera pasado si no los hubiera acompañado, si no hubiera andado y no tuviera la predisposición de disfrutar hablando con él.

En estos momentos tan difíciles, cuando puedas, deja todo lo que estás haciendo y anda, corre o pedalea. Y si puedes, si hace falta a una distancia de seguridad, habla y escucha. Te lo recomiendo.

Olivia Express es nombre de mujer Yo, mi, me, contigo

Hoy se celebra el día de la mujer trabajadora. No soy muy fan de este tipo de "celebraciones" ya que creo mucho en el cotidiano y no demasiado en las acciones demasiado edulcoradas simplemente por "postureo". Hasta no me gustan demasiado las celebraciones de aniversarios de boda o cumpleaños. Esperas tanto ese día que al final no acaba saliendo como te habías imaginado. Me gusta más que la vida te sorprenda y que un día, así por azar, pase algo que te alegre el día. Volviendo al día de la mujer, creo que tenemos que superar esta fase y no necesitar este tipo de reivindicaciones, pero como me dijo un buen profesor de marketing: "La campaña continua es primordial, es como que tienes que querer siempre a esa persona y demostrárselo todos los días, pero la magia ocurre ese día que haces algo especial y lo refuerzas con un premio para celebrarlo". Pues eso, no deberíamos hacer esto si el problema no existiera, pero lamentablemente no es así y hay que recordar que tenemos que encontrar fórmulas para adaptar siglos de historia a una nueva realidad mucho mejor. En esta línea, me gustaría compartir un proyecto interno que hace relativamente poco hemos lanzado en Olivia que trata de explicar esta nueva realidad. Cuando empezamos a trabajar en el proyecto Olivia Express, hablamos de asociarlo a un nuevo logo. La parte femenina del equipo sugerió que el logo de Olivia y sus colores eran masculinos y Olivia Express podría transmitir feminidad para tener las dos visiones. Me pareció una idea genial y nos pusimos a ello. Cogiendo la essencia de Olivia, transformamos las líneas del logo, la tipografía y sus colores a una expresión más femenina. Fuimos constrastando que eso fuera así con el equipo para que realmente transmitiera eso que estábamos buscando. Pero el trabajo no acababa ahí. El mayor reto era conseguir que el texto de la web fuera inclusivo y todas las expresiones reflejaran un lenguaje no sexista. Tengo que reconocer que fue muy complicado y nos llevó muchos dolores de cabeza, pero creo que este esfuerzo mereció mucho la pena porque marca un antes y después en nuestra manera de comunicarnos en Olivia. Nos hace mucho más conscientes e intentar seguir esta línea tanto en Olivia Express como en Olivia. Y no sólo eso, se incorporó una mujer en el equipo de marketing y ha enriquecido el departamento dando una diferente visión. ¿Que quiero decir con eso? Que este es el camino. Pequeñas acciones que hagamos todos para ser mejores personas y profesionales. Que no tengamos miedo de ver diferentes perspectivas. Que tampoco perdamos nuestra masculinidad y nuestra feminidad. Que podamos seguir riendo de los tópicos y podamos criticar a las mujeres mientras nos tomamos una cerveza con los amigos. Y que ellas puedan hablar y hablar y hablar y hablar mientras se hacen las uñas con las otras madres del colegio. Y que no nos ofendamos por lo que acabo de decir porque es humor y no lleva ningún trasfondo. Ahí tenemos que llegar, pero queda mucho camino.
  1. Olivia Express es nombre de mujer
  2. Lo siento, pero no estoy inspirado
  3. Nos hemos cargado la experiencia de compra
  4. "No lo se", con honestidad también hay respeto
  5. El lenguaje musical para evitar malinterpretaciones en el humor

 

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s